miércoles, 29 de marzo de 2017

I TRAIL DE AYORA, Con los primeros rayos de sol...

Que razón tenía mi Madre cuando me decía.. lo de hoy hazlo ya y no lo dejes para mañana, y así ha sido, pensarlo y hacerlo. Bueno pues ya había pasado un mes desde mi última carrera y ya me parecía que ya me tocaba competir. Tras las buenas sensaciones que tengo y junto a la motivación este momento hay que aprovecharlo, me apetecía descubrir nuevos recorridos, cerca de casa, I TRAIL DE AYORA, allí no se despreciaba nada, recorrido singular y emblemático, lo que los rumores decían era lo contrario, para variar.... je je je. me apunto a una distancia buena 23 kilómetros de montaña con unos 900 metros de desnivel, y allí que voy. Una vez repuesto de mi aventura por Sierra Nevada me apetecía conocer sitios nuevos, echándole el ojo a este trail de 23 kilómetros y 900+  en la localidad de Ayora, no muy lejos de mi casa y que valía la pena de visitar. Se lo comenté a mi compañero de fatigas pero al ver que ni respiraba allá que me voy junto a mi familia, faltando mis mascotas por supuesto... y allí que nos fuimos a disfrutar todos al completo. Llegamos sin problemas, pese al cambio de hora, costó madrugar pero allí estuvimos, que una vez encontrado aparcamiento y teniendo el dorsal, solo esperamos la hora del chupinazo. Pasaban corredores, pero de mi club ninguno veía, me hacía ilusión correr junto a ellos, pero sin levantar la vista del suelo allí estaban vestidos con sus galas y parafernalias. Juana, Pedro, Juan, Jose Manuel, Raúl, y unos corredores el trail villena que juntos nos hicimos la foto de rigor.
Todos al completo..
 Ya tan solo quedan 5 minutos y nos ponemos cada cual en el arco de salida, hace algo de frío, pero el sol daba sus primeros rayos con tantas ganas que la escarcha de los coches ya empezaban a quedarse en solo agua. Salida a saco, como siempre, y tras meterse en faena primer tramo casi de asfalto y hacia arriba, unos 400 metros cuesta arriba no muy empinados pero eran hacia arriba, giro a la derecha por unos huertos de olivos, cada cual tomaba su posición cómoda. Por delante tenía a Jose Manuel , y detrás de mi a los otros de mi equipo, yo en medio como los jueves. El olor a las aromáticas hacía que la carrera se me hiciera muy llevadera, olor a tomillo, manzanilla y demás especies , una pasada¡¡¡¡ Observaba que apenas corredores me pasaban, solo unos 5 kilómetros llevaba de carrera, y sin enterarme me pongo en el km. 7, avituallamiento. Tenía hambre, buenas sensaciones, tomo melón, gominolas, me hidrato y mirando atrás y el gran Juan me alcanza. Decidimos correr juntos casi toda la carrera, senda para arriba, bajadas largas y tendidas... estáb
amos disfrutando aunque no se notaba. Me asombró bastante en algunas zonas la frondosidad del Monte que finalmente resultó un buen rompepiernas. Ya llevo media carrera, empieza lo bueno kilómetro 14 y desde este punto se empieza a subir a la parte alta de la carrera, Monte Mayor, subida tendida que clavando manos a las rodillas poco a poco tomabas altura. Por este punto apenas la senda se apreciaba, bien señalizado pero con algunas cintas en el suelo. Lo mejor era trazarte una línea imaginaria y de vez en cuando levantar la vista del suelo y mirar adelante, no hubo problema. En este punto, Juan, compañero de club, estaba fuerte, mas desplazado que yo, pero que en unos instantes lo pillaba. Gracioso fue que un simpático corredor de Paterna se gira y me dice... voy a correr a tu estela, te importa?? pues no.. le contesto yo algo asombrado, y sin másss se hace un selfie para que queden en acta, muy simpático el chaval. Punto de control, allá que me lo toman, respiro hondo, y tocaba bajar, casi 7 kilómetros de bajada hasta meta, alucinante, que esto hacía que pensar, o estás fuerte o llegas con las rodillas rotas. La bajada empieza con una senda estrecha, nada técnica pero había que prestar atención donde ponías el pie para no cagarla. Empieza hacer algo de calor, tan solo me quedan unos 4 km. hasta meta, sigo bajando, hasta que llego al último avituallamiento donde para y bebo algo de isotónica que es donde miro el tiempo y llevo unas dos horas y algo mas de carrera. Ya lo tengo chupado, pienso yo.. no me duele nada, sensaciones a tope¡¡ queriendo seguir másss, un kilómetro mas y estoy entrando a meta, voy volando, super cómodo, giro a la izquierda donde tomo asfalto unos 200 metros que nada mas un repecho hacia abajo cauce del río y toma¡¡¡ sorpresa¡¡ je je me troncho de risa, tan a gusto que iba... delante de mi tenía que subir unos 50 metros hacia arriba, espectadores muertos de la risa y animándome, lo supero y tocaba callejear por calles del pueblo. Bajando unos escalones, unas simpáticas niñas animándome, resulta que eran mis hijas, emocionante, recta final y Meta, siendo Finisher y sobretodo con buenas sensaciones cara a la ultra de sierra nevada. Foto de meta, y lo primero que hago es buscar el abrazo de mi mujer y sobretodo la cervecillas frescas de rigor. Un buen avituallamiento me esperaba, estaba compuesto por unas hamburguesas bien jugosas, que podías repetir, y cervezas y fruta bien fresca, un diez¡¡ muy bien amigos un rato agradable , junto a compañeros de club, junto a la familia, y contento por esta carrera. quedándome con lo bueno.  Quiero destacar el papel de los voluntarios, perfecto en todo momento, la organización de lujo, bien señalizado pese algunos tramos que ni senda había, pero que por lo general muy bien. Ya después de todo esto tocaba irse a casa, lo bueno se acaba, pero deciros que pronto estoy en otra y que eso será otra historia que contar. Un cordial abrazo y saludos a todos vosotros.
km.7
FINISHER

Monte mayor

Jugando a los chinos, je je je


Track

Cartel
La élite...

lunes, 13 de marzo de 2017

Puerto de la Ragua, Sendero Sulayr, Lo que se dá se toma.....

Selfie

Descanso...

árboles caídos


Sendero Sulayr


Lagunilla seca.
Sensacional ruta la que he preparado estos días, unos días en los cuales he aprovechado cada minuto, he disfrutado al máximo de la Montaña. Sierra Nevada Almeriense, parte desconocida de Sierra Nevada a nivel general. Sierra Nevada Almeriense, que al tener menos altitud que la parte Granadina atrae a muchísimo menos excursionistas y Montañeros, si exceptuamos claro está al Chullo, que con sus 2.612 metros de altitud es el pico más elevado de la provincia de Almería y por eso objeto de muchos Montañeros. Mi objetivo final de ésta larguísima ruta es la cumbre del cerro de Almirez, con toda su vertiente, segundo pico mas alto de Almería bien conocido por Alpinistas que en los duros inviernos acceden a la cumbre por un canuto central de la cara Norte. A pesar de sus más de 32 kilómetros y 1200 metros de desnivel acumulados, la travesía es bastante cómoda, pero eso sí, exige buena preparación física y algunos conocimientos básicos de alta Montaña. La parte más complicada es el descenso al refugio del Doctor, empinada bajada con piedra resbaladiza y bastante hielo en invierno donde con el uso de crampones está casi resuelto. Trepadas crestas, palas de nieve, todo esto lo he tenido y mucho más en esta travesía. La ruta empieza en el puerto de la Ragua, a unos 2.039 metros de altitud y que linda con las provincias de Almería y Granada. Comienzo a caminar ascendiendo acusadamente por un cortafuegos justo detrás del puerto, por un filo de bosque de pinos, pronto llego a un punto rocoso donde aquí las pulsaciones se me disparan, es normal, el ansia de Montaña me gana la partida ... Morroncillo de fuente fría, desde aquí veo el puerto desde mas altura y justo al frente la cordada de los Morrones sanjuanero y al fondo el famoso Picón de jerez ya con sus tresmiles. Llego a una zona bastante llana, la temperatura no es muy baja, raro en mi, ya que esto dura poco por las previsiones son nieve a pocos días.Sigo subiendo para de nuevo ascender acusadamente hasta el Morrón de las tres Lindes a 2.219 metros de altitud. Poco después el carril sigue subiendo, me sobra ropa, sigo hacia el sur en busca del Chullo, pero debo de estar atento a una vereda la cual la tomo ya que en este punto hay un hito que te indica el inicio. La vereda que toma dirección Sureste, va a media ladera pasando por el paraje de las Chorreras bajo el Chullo. Tras caminar por ésta poco más de dos kilómetros llego a la fuente de las Aguillas, conectando con un pequeño sendero de corto recorrido que te lleva a la Lagunilla seca. Esta laguna es muy singular, pues está situada a decenas de kilómetros del área glaciar principal de Sierra Nevada. Allí me dirijo pero sin antes coronar lo más alto de Almería, y asi lo hago, cumbre y foto de rigor a lo que se la dedico a mi club, PROMESAS VILLENA, y por supuesto a mi sección TRAIL PROMESAS VILLENA.
EL CHULLO

DEDICATORIA.
Cortafuegos
Puerto de la Ragua.
Postureo...
Vertiende del Almirez..
Añadir leyenda
 Empiezo a crestear, sin fin de piedras amontonadas, trepando, tomando zonas de palas de nieve y hielo donde tengo que usar mi instinto y poner bien mi pisada y no resbalar. Cresteo hacia el Este, tomo la cruz del Pescadero, nombre algo peculiar, a mi derecha al horizonte todo el mar, las costas de Almería junto a sus invernaderos, vaya juego de contrastes., Decido bajar y bordear la laguna, y una vez allí descansar algo, voy bien de tiempo quedan unas seis horas de luz y el refugio donde pasaré la noche solo lo tengo a unas tres horas. Una vaguada separa las dos cumbres del Almirez, disfruto de forma plena, desciendo a la laguna y una vez allí la paz reina el lugar, ni un pequeño ruido, solo los pajarillos y alguna chorrera de agua yo allí me sentía de lo mejor amigos¡¡¡ Después de un rato descansando y disfutando de este pequeño palacete sigo mi marcha hasta llegar a los peñones del Mediodía que comienzo a descender hacia el norte, hacia el refugio del Doctor. en este descenso algo dudoso, tan solo un kilómetro hay que salvar de desnivel de cerca de 300 metros, con muchas lascas y piedra suelta, con lo que hay que tomárselo con paciencia. El refugio es precioso, acogedor y tranquilo, donde uno se puede relajar con sus preciosas vistas al valle y detrás toda su vertiente, donde puedes disfrutar de un buen atardecer. Como siempre nuestro civismo y cultura nos deja de desear, las puertas cerradas, biennnn¡¡ pero restos de basura dejada por idiotas y no muy queridos por mi parte amantes de la Montaña. Pero bueno hice una pequeña limpieza, me acomodé, y empecé as disfrutar de unas horas que me quedaban de luz y a esperar en buen atardecer. La noche en mi pequeño palacete esperaba yo que fuera de mi agrado, pero fu larga, las horas no pasaban, tuve tres inquilinos a los que de verdad no les dejaba pasar a ningún refugio. que manera de molestar, no tenían espíritu ni compasión alguna, ganas de que salieran las primeras luces del día para salir pitando. Amanece, salgo del saco y lo primero que hago es esperar el amanecer y sacar una buena foto del horizonte y tenerla suerte de ver un precioso amanecer allá en lo alto de estas cimas. Una vez desayunado, un desayuno no muy copioso ya que me esperaban una buenas rampas y un trazado algo mas que el día anterior. Mi idea era salir pronto a las primeras luces y asía fue. Con la mochila y trastos preparados y sin apenas entretenerme mucho unos saludos cordiales y salgo con algo abrigado ya que la temperatura era mas fría que dias anteriores. Las previsiones eran de nieve y tormentas en la zona llegada la tarde. Había que darse algo de prisa ya que no quería encontrarme en una situación desagradable a esta altura. Sigo un carril que llega hasta el refugio hacia el Norte y que en breves metros coincide con un cortafuegos. En poco más de un kilómetro a nuestra izquierda sale un sendero, el cual la tomo y por donde discurre el sulayr. Paso por un barranco y mas tarde por otro llamado Tejos, donde el Sulayr coincide con la pista forestal a la que he salido y que sigo a la izquierda. No había perdida alguna, el sendero estaba bien señalizado pero esto pronto se acaba, desastre de temporal pasado unas semanas hizo que árboles caídos sobre mi paso, árboles tronchados del viento, desastre natural, y que para el colmo tenía que ir sorteando durante mucho tiempo. Ha esto le añado cantidad de nieve en mi paso, formando palas que en unas ocasiones tengo que usar mis crampones ya que a mi derecha había una caída de unos 50 metros y no tenía ganas de darme un susto, la seguridad en Montaña es lo primero.Sigo mas o menos una dirección casi al Oeste, paso la fuente de los Tejos donde me paro a reponer y beber y darme un capricho de beber agua fresca. Que bien me supo¡¡¡¡ Densos pinares, donde apenas el sol entraba , la mayoría eran pinos silvestres y sobre todo las vistas eran insuperables desde donde yo miraba. Termina la pista, empieza sendero, saliendo de un cortafuegos, al Oeste, por el Sulayr, que desde que lo tomo a un kilómetro lo sigo hasta la Ragua. Entro en el llamado paraje del Duende la tomo en dirección Sur en pocos metros llego al Toril que me lo dejo a mi derecha sin saberlo , me queda poco de transcurrir por la pista, se acaba mi etapa, hora de dejarlo atrás y pensar en mi próxima aventura, pero ahora no quiero pensar en ello, ahora mientras tanto pensar en disfrutar escribiendo esta crónica y a la vez recordar paso a paso lo sucedido.
El Almirez al fondo..
Refugio El Doctor.
Tras un kilómetro de senda bien marcada ya diviso al fondo mi punto final de esta travesía y pensar que lo que he disfrutado estos días a mi paso por estas sierras os puedo asegurar amigos que non tiene precio alguno. He cresteado, he cruzado barrancos que te quitaban el hipo, me he he cruzado toda una vertiente , subir.. bajar laderas llenas de nieve compacta a las que cruzando con toda seguridad se te ponían los pelos en punta. he sorteado grandes rocas de cresta, y he cruzado grandes neveros. Que más deciros amigos míos, Esto para mi la idea era entrenar en altura, experimentar sensaciones distintas a la que siento mientras corro por Montañas, sensaciones distintas a cuando estoy en competición. Objetivo cumplido, techo de la provincia de Almería y toda su Vertiente.
Amanece
Desafío extremo.... jaa jaaja
Crocus Nevadensis

lunes, 6 de marzo de 2017

SUBIDA AL PICO DE LA SAGRA 2017. Otra, que nadie me la cuenta.....

La cima de la Sagra es una de esas cumbres que todo montañero debería de subir alguna vez. Es un macizo aislado y duro, identificable desde cualquier lugar por su forma de barca invertida. Su dificultad la catalogo como media dura, con muchas pedreras, alguna parte técnica dependiendo por donde subir. es bastante exigente para las rodillas, lugar perfecto para un entreno de un corredor de trail como yo. La Sagra de nuevo, lugar elegido para mi entrenamiento de Montaña, con vistas a la Ultra de sierra Nevada, una actividad interesante dada por su climatología y relieve. Una pequeña borrasca se descolgó a mediados de semana, cosa que hizo pensar y cambiar la idea de ir a sierra Nevada, estuve atento a los partes del tiempo wedcams y ver si por suerte había alguna ventana de buen tiempo. Decidí hacer la Sagra, y así fue, el plan fijado para el domingo y así fue. Mi idea fue subir desde las Santas, un pequeño paraje entre bosque a pies de la cumbre. Situado en una pequeña ermita. Desde ahí se atraviesa una pista y ya nos metemos en una senda ya definida que serpentea entre carrascas, el tiempo empieza a empeorar mientras pillamos altura, en esta ascensión me acompaña Jose, que no le hace asco a este tipo de entretenimiento, por decir algo... Esta senda en realidad es un atajo para no comerte tanta pista , con lo cual decidí tomarla como referencia. La nieve ya hace acto de presencia, pese a sus 5 grados de temperatura yo no le quitaba vista al cielo, veía lo peor. Remontamos una ladera bastante empinada hasta enlazar con otro carril cosa que lo abandonamos para adentrarnos en la magia de un bosque nevado, una senda poco transitada. Voy ganando altura, ya casi rozando los 2000 metros, empieza hacer frío, decidimos hacer una pequeña parada y tomarnos algo de alimento como fruta, dulces y algo de isotónica. Alcanzo un pequeño collado con buenas vistas, las nubes se cerraban, nevaba, desde este punto se veía el refugio, decido seguir, la senda bien definida, con tramos bien marcados con hitos, después de una pequeña remontada llegamos al collado de las viboras, no creo que sea por la cantidad de serpientes... en fin eso lo tengo que averiguar yo je je je....  Hace en tiempo de perros, hace dudar si hacer cumbre, pero pienso que empeores circunstancias me he comido cumbres, osea que tiro de experiencia y decido subir, tenía mal sabor de boca, y alguna duda pero retomo fuerzas y para adelante. en una hora aproximadamente llego al Morro de Zamarrillas, un escalón en el límite de los 2000 metros bien definido por el tronco enorme de un laricio por algún rayo en mucho tiempo. A partir del collado de las Viboras la huella está muy bien marcada.
collado de las viboras..
punto geodésico
pico de la Sagra 2388 metros
 Compruebo que la senda está muy resbaladiza, empieza haber hielo, decido ponerme los crampones  hay mucho hilo, rachas de viento que te podían tirar, y desde un pequeño saliente, retomo la marcha y subir. Apenas se veía nada, la cumbre estaba a casi 300 metros , este es el punto más delicado de la ascensión porque es el único sitio con algo de exposición y que, en presencia de hielo continuo , exige normalmente el uso de crampones y piolet. Así lo hacemos y nos asomamos a la parte final de la ascensión. Me duelen dos dedos de la mano izquierda debido al fuerte viento y las bajas temperaturas, visión cero, impresionante, en la nada me hacía sentir, a mi derecha estaba toda la caída del famoso embudo de la cara norte, ya asoma entre la niebla el punto geodésico, apuro los pasos para llegar y ni de coña pensar en comer algo allí arriba, era un infierno. Una vez arriba decido tirar una foto en unas condiciones muy malas pero tengo el recuerdo de una vez mas en esta emblemática cima.  La bajada y regreso al punto de partidas decido que fuera por el mismo sitio tomando nuestra huella, nuestra pisada ya que las condiciones del tiempo no eran como para tirar cohetes. Fue de lo mejor esperado, clavando bastones en un gélido hielo y buscando las zonas menos pisadas.
Añadir leyenda

Selfie en altura......
En poco mas de dos horas regresamos al coche siguiendo el cordal sacudiéndonos con fuerza el viento, hacia el Este, y el collado de las Víboras. Sigo descendiendo, llegando justo a la salida del embudo donde sin másss me despisto y casi tiro para abajo, una equivocación enorme, retomo unos metros hacia arriba para enlazar en la ruta normal. En el descenso por el sendero no teníamos ninguna complicación por lo que avanzamos rápido, intentando llegar a una hora buena al coche. Tras reponernos bien y recoger todo los trastos nos marchamos para casa, en el camino de vuelta , la Sagra solitaria nos observa y nos invita a volver otra vez.
Las Santas.
Embudo...

TRAIL POUS DE NEU, Cuando el grajo vuela bajo..hace un frío de carajo....

Domingo 3 de Diciembre a las 10 horas. Un buen día para correr una prueba más de montaña, como aperitivo para ir preparando la media maratón...