miércoles, 26 de abril de 2017

I TRAIL DE BENICADELL, El que no corre, vuela....


  • Ya tenía ganas de ponerme un dorsal, y mirando y mirando me decidí por Benicadell. No conocía esa sierra y decidí correrla y para allá que fui. ITrail de Benicadel carrera de un circuito nuevo para mí, pero que queridos amigos me quedé asombrado por su relieve y sobretodo por sus sendas que todas aquellas tenían un encanto especial. La Mañana se esperaba soleada y con poco frío con lo cual decidí correr de corto y sin manguitos, con pocos trastos, un par de geles y bien hidratado , y así fue. Me dirijo a Ráfol de Salem, una localidad situada dirección Albaida y justo a pies del Benicadell, y una vez allí me voy con tiempo suficiente a por mi dorsal. El ambiente  me pareció algo pobre, el spiker no animaba mucho que digamos... en fin, lo importante era los 23 kilómetros con sus 1200 positivos de desnivel que me esperaban. La salida y meta estaba situada a pies de una ermita muy acogedora, y con tendencia a subir nada mas empezar la carrera. Decido calentar algo y puesto en salida con tiempo suficiente, cada cual corredor se situaba donde mas cómodo se encontraba. Yo personalmente de los 50 primeros me siento muy cómodo al salir que después ya habrá tiempo de jadear. Se da la salida y sin casi enterarme, sosos¡¡¡¡ salimos a full, como siempre, después de un callejeo por el pueblo empiezan las primeras subidas, en casi 4 kilómetros todo era subida, me daba algo, no tenía respiración, no me colocaba en carrera, pocos corredores me pasaban, todo era hacer caco, andar... correr... no había otra manera. Llego al primer avituallamiento, respiro hondo y salgo por un pequeño repecho llano y dirigiéndome justo a la parte técnica de la carrera. Antes de eso preciosas sendas a mi paso, algún llano donde podía correr y estira  las piernas, una bajada algo tendida que pronto se empezaba otra vez a subir. Kilómetro 9 de carrera, segundo avituallamiento, tomo algo de fruta un té con limón fresco y tomando una senda a mi derecha me empino hacia arriba unos metros donde llegar a una zona alta y aquí es el punto donde empieza una bajada técnica que ni senda se apreciaba, ni casi sabías donde poner el pie. Pienso que aquí la carrera estaba rota, poco a poco superaba la zona escarpada, en un barranco, ninguno de la organización estaba en aquel lugar, increíble¡¡¡ menos mal que accidente grave no hubo. Ya superado esto llego al lugar desde donde empezaba el kilómetro vertical, para llegar a la parte alta de la carrera, cima del BENICADELL, allí me esperaba el respiro, y creo que el de todos los corredores. Hacía calor, y en fila de a uno y por una pedrera donde un pie para arriba y cuatro para abajo poco a poco llego a un pequeño collado donde las vistas eran increíbles, zona rocosa a mis espaldas y un aire y fuerza que respiraba. En este lugar y en medio de la nada me encuentro a un buen amigo, un amigo que con él compartí km en la Maratón de las Tucas en Benasque, no me imaginaba que después de casi un año volvía a encontrarme con él. Nos hicimos una foto y ya solo nos quedaba unos metros para coronar la cima. Me encuentro bastante bien, con fuerza, y una vez arriba toca bajar, y que bajada leches¡¡¡ las piernas me respondían pero había que pensar que de bajada eran casi media carrera, unos 9 kilómetros solo bajando. Sendas rápidas, cómodas de correr, las vistas eran de espanto, la carrera bien señalizada con lo cual no había ningún problema de perderse. Ha esto el cuerpo te decía de correr, y a correr tocaba, poco a poco estaba descendiendo, y llego al tercer avituallamiento, me hidrato y a seguir bajando, ahora toca algo de pista, no te aburrías había de todo, entro en un bosque frondoso, una senda limpia donde las piernas sin querer volaban, pienso que que me he pasado de pistón, reduzco la marcha y aminoro. Llevo casi 3 horas de carrera, otro avituallamiento kilómetro 18, bebo algo de agua me tomo un gel y sigo bajando..... veo el pueblo esto se acaba y yo con ganas de seguir luchando adelantando corredores hablando con uno, risas y mas risas, hicimos un buen grupete  de corredores y un buen tira y afloja. Bajando observo que enlazo con un tramo de carrera que antes era de subida, quiere decir que la meta estaba cerca, llego a la ermita, solo tocaba o dejarse llevar o darle duro. Paso la ermita, público animando, paso por una zona de huerta cosa que me  impactó, ya que después de estar unas horas metido en montaña y pasar de repente a huertos pues ....  Toca el último respiro, entrada al pueblo sin antes pasar por un tubo donde el golpe era casi seguro, aquiii no pasaaa nada, todos para adentro, yo flipando, salgo del tubo y asfalto , quedan metros para la meta, una corredora intentando pasarme por mi derecha, indiscutiblemente fui yo mas rápido, je je je. giro a la izquierda y entrando a meta con aplausos y yo feliz por el carrerón que me he metido y se han llevado mis piernas. FINISHER, otra meta más para mi club @Trailpromesasvillena. Pues una vez en meta poca cosa que contar, a por las cervecillas frescas y algo de comer. Cosa que tengo que destacar, pues algo sosos en meta, avituallamiento pobre, poca animación, la carrera bien señalizada, y apenas voluntarios, pero bueno...... sin más, para la próxima edición mejor, seguro que si.... Tan  solo me queda decir que pensar en la próxima, que será pronto y diferente. NOS VEMOS EN LA MONTAÑA Y A DISFRUTAR AMIGOS..........

kilómetro vertical..


reencuentro...
perfil de carrera..

senda
salida



el reencuentro...
Trail Promesas Villena...

Benicadell
callejeo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

YETI TRAIL 2017, Gran carrera.. pero sin Yeti...

Este sábado tocaba disfrutar por tierras Murcianas, por Sierra Espuña, una carrera a la cual le tenía el ojo hace dos años ya que después de...