miércoles, 29 de marzo de 2017

I TRAIL DE AYORA, Con los primeros rayos de sol...

Que razón tenía mi Madre cuando me decía.. lo de hoy hazlo ya y no lo dejes para mañana, y así ha sido, pensarlo y hacerlo. Bueno pues ya había pasado un mes desde mi última carrera y ya me parecía que ya me tocaba competir. Tras las buenas sensaciones que tengo y junto a la motivación este momento hay que aprovecharlo, me apetecía descubrir nuevos recorridos, cerca de casa, I TRAIL DE AYORA, allí no se despreciaba nada, recorrido singular y emblemático, lo que los rumores decían era lo contrario, para variar.... je je je. me apunto a una distancia buena 23 kilómetros de montaña con unos 900 metros de desnivel, y allí que voy. Una vez repuesto de mi aventura por Sierra Nevada me apetecía conocer sitios nuevos, echándole el ojo a este trail de 23 kilómetros y 900+  en la localidad de Ayora, no muy lejos de mi casa y que valía la pena de visitar. Se lo comenté a mi compañero de fatigas pero al ver que ni respiraba allá que me voy junto a mi familia, faltando mis mascotas por supuesto... y allí que nos fuimos a disfrutar todos al completo. Llegamos sin problemas, pese al cambio de hora, costó madrugar pero allí estuvimos, que una vez encontrado aparcamiento y teniendo el dorsal, solo esperamos la hora del chupinazo. Pasaban corredores, pero de mi club ninguno veía, me hacía ilusión correr junto a ellos, pero sin levantar la vista del suelo allí estaban vestidos con sus galas y parafernalias. Juana, Pedro, Juan, Jose Manuel, Raúl, y unos corredores el trail villena que juntos nos hicimos la foto de rigor.
Todos al completo..
 Ya tan solo quedan 5 minutos y nos ponemos cada cual en el arco de salida, hace algo de frío, pero el sol daba sus primeros rayos con tantas ganas que la escarcha de los coches ya empezaban a quedarse en solo agua. Salida a saco, como siempre, y tras meterse en faena primer tramo casi de asfalto y hacia arriba, unos 400 metros cuesta arriba no muy empinados pero eran hacia arriba, giro a la derecha por unos huertos de olivos, cada cual tomaba su posición cómoda. Por delante tenía a Jose Manuel , y detrás de mi a los otros de mi equipo, yo en medio como los jueves. El olor a las aromáticas hacía que la carrera se me hiciera muy llevadera, olor a tomillo, manzanilla y demás especies , una pasada¡¡¡¡ Observaba que apenas corredores me pasaban, solo unos 5 kilómetros llevaba de carrera, y sin enterarme me pongo en el km. 7, avituallamiento. Tenía hambre, buenas sensaciones, tomo melón, gominolas, me hidrato y mirando atrás y el gran Juan me alcanza. Decidimos correr juntos casi toda la carrera, senda para arriba, bajadas largas y tendidas... estáb
amos disfrutando aunque no se notaba. Me asombró bastante en algunas zonas la frondosidad del Monte que finalmente resultó un buen rompepiernas. Ya llevo media carrera, empieza lo bueno kilómetro 14 y desde este punto se empieza a subir a la parte alta de la carrera, Monte Mayor, subida tendida que clavando manos a las rodillas poco a poco tomabas altura. Por este punto apenas la senda se apreciaba, bien señalizado pero con algunas cintas en el suelo. Lo mejor era trazarte una línea imaginaria y de vez en cuando levantar la vista del suelo y mirar adelante, no hubo problema. En este punto, Juan, compañero de club, estaba fuerte, mas desplazado que yo, pero que en unos instantes lo pillaba. Gracioso fue que un simpático corredor de Paterna se gira y me dice... voy a correr a tu estela, te importa?? pues no.. le contesto yo algo asombrado, y sin másss se hace un selfie para que queden en acta, muy simpático el chaval. Punto de control, allá que me lo toman, respiro hondo, y tocaba bajar, casi 7 kilómetros de bajada hasta meta, alucinante, que esto hacía que pensar, o estás fuerte o llegas con las rodillas rotas. La bajada empieza con una senda estrecha, nada técnica pero había que prestar atención donde ponías el pie para no cagarla. Empieza hacer algo de calor, tan solo me quedan unos 4 km. hasta meta, sigo bajando, hasta que llego al último avituallamiento donde para y bebo algo de isotónica que es donde miro el tiempo y llevo unas dos horas y algo mas de carrera. Ya lo tengo chupado, pienso yo.. no me duele nada, sensaciones a tope¡¡ queriendo seguir másss, un kilómetro mas y estoy entrando a meta, voy volando, super cómodo, giro a la izquierda donde tomo asfalto unos 200 metros que nada mas un repecho hacia abajo cauce del río y toma¡¡¡ sorpresa¡¡ je je me troncho de risa, tan a gusto que iba... delante de mi tenía que subir unos 50 metros hacia arriba, espectadores muertos de la risa y animándome, lo supero y tocaba callejear por calles del pueblo. Bajando unos escalones, unas simpáticas niñas animándome, resulta que eran mis hijas, emocionante, recta final y Meta, siendo Finisher y sobretodo con buenas sensaciones cara a la ultra de sierra nevada. Foto de meta, y lo primero que hago es buscar el abrazo de mi mujer y sobretodo la cervecillas frescas de rigor. Un buen avituallamiento me esperaba, estaba compuesto por unas hamburguesas bien jugosas, que podías repetir, y cervezas y fruta bien fresca, un diez¡¡ muy bien amigos un rato agradable , junto a compañeros de club, junto a la familia, y contento por esta carrera. quedándome con lo bueno.  Quiero destacar el papel de los voluntarios, perfecto en todo momento, la organización de lujo, bien señalizado pese algunos tramos que ni senda había, pero que por lo general muy bien. Ya después de todo esto tocaba irse a casa, lo bueno se acaba, pero deciros que pronto estoy en otra y que eso será otra historia que contar. Un cordial abrazo y saludos a todos vosotros.
km.7
FINISHER

Monte mayor

Jugando a los chinos, je je je


Track

Cartel
La élite...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

IX BOTAMARGES 2017 Pa verse matao........

No se que pensar... algo le habré hecho yo a Forna y su Botamarges, aunque no creo que fuera en esta vida, ya que la mala racha en esta car...