lunes, 17 de marzo de 2014

VELETA MAYO DEL 2010

Pico del veleta, montaña emblemática de sierra nevada, que de varios intentos fallidos ,esta vez sería la vencida.Llegamos a pradollano esta vez con ganas de subir , y después del cafetico de rigor, decidimos empezar la marcha que nos llevará a una de las cimas más altas de sierra nevada.El tiempo era bueno y aprovechando la ventana del buen tiempo, poco a poco iniciamos una subida directos a la carihula donde pasariamos la noche que luego , desde allí , subiríamos los últimos 300 metros a la cima.
 Las horas iban pasando y mi hermano de momento se encontraba bien , ya que cuando el cuerpo se habitúa a la altura uno se debería encontrar mejor.Paso a paso comíamos metros y el cansancio se apoderaba de nosotros , pero teníamos constancia de lo que estaba pasando y ganando altura , llegábamos por fin al refugio donde con un poco de buena suerte cogimos sitio y pasar una buena noche, pero antes pasando por cima ya que llegamos a una hora prudencial, nos quedaban unas horas de luz, decidimos atacar la cumbre , con lo puesto, una locura.....

Subimos de golpe , con lo puesto, una botella de agua en mano y para arriba, la altura y el cansancio se apoderaba de mí ya que yo iba cansado, por lo que fuera pero iba cansado , Cincuenta metros nos esperaban para llegar y la mala suerte que la nube de siempre se nos colocó encima y Zas¡¡ a nevar se ha dicho, cómo caía pero como fuera o fuese hicimos cumbre a eso de las 17 horas, poco nos quedaba para hacerse de noche. Bajamos a toda leche, y llegamos al refugio sin ningún problema.Una buena infusión al canto y al saco.La broma nos hizo pasar factura ya que el frio y la sensacion eran de -10 grados centígrados, y vaya tela, prohibido sacar la nariz del saco.
veleta al fondo

borrasca
Menudo temporal que azotaba, impresionante fuerza del viento, rachas de 90 y 100 por hora , prohibido salir , pasaron las horas y sin pegar ojo amanece y hablando de lo sucedido , decidimos tirar para abajo .Era lo mejor que podíamos haber hecho, ya que el mal tiempo iba a durar bastante.Nos comimos el chaparrón y casi a ciegas , llegamos a las pistas donde el coche nos esperaba ansiosamente.Bajamos con algo de referencia, ya que la experiencia era un grado. Por las valizas de las pistas híbamos cogiendo referencia y así , y poco a poco llegamos al coche, y donde estaba el coche? Se suponía que estaba cerca de nosotros , pero con la gran nevada que cayó todo la noche anterior , se tapó, pero entero. Gracias a los parabrisas que se quedaron levantados , pudimos saber donde estaba, y efectivamente , dimos con él.Bueno pues con esto termina esta crónica, y una cosa, nunca ir solo a la montaña, puede ser bastante peligros .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

IX BOTAMARGES 2017 Pa verse matao........

No se que pensar... algo le habré hecho yo a Forna y su Botamarges, aunque no creo que fuera en esta vida, ya que la mala racha en esta car...